Cachorro Shiba Inu, etapas de vida y desarrrollo.

La etapa del cachorro Shiba inu, es el periodo más importante en el desarrollo mental de los perros, una socialización y crianza correcta son críticas en este periodo para que gocen de un carácter, temperamento y educación para así tener un perro sano, equilibrado y libre de traumas o problemas de conducta.
Te mostraremos todas las etapas de la vida de tu cachorro Shiba inu, desde que es un pequeño cachorrito hasta que se convierte en tu viejo compañero de vida, así podrás entender en mejor profundidad a tu querida mascota y gozar de la mejor versión de tu Shiba inu.

-Si te interesa adoptar un cachorro Shiba inu, te dejamos este articulo sobre la adopción y las pautas a seguir a la hora de querer adoptar uno de estos peludos.

Etapas de desarrollo, del nacimiento al destete (0-2 meses)

cachorro destete

Esta etapa se caracteriza por el apego a la madre, la madre es su fuente de seguridad, alimento, calor y protección. El cachorro es un pequeño bebé Shiba y, si se separa de su madre, sentirá malestar y estrés.

A esta edad se pueden hacer algunos ejercicios estimulantes tempranos, a los quince días, cuando abren los ojos y empiezan a explorar, podemos empezar a acostumbrarnos al contacto con la gente. Cuando empiecen a caminar, si hay otros animales equilibrados y sanos en el hogar, podemos hacer que se conozcan.

Las experiencias desagradables que ocurran en esta etapa serán vitales para el resto de tu vida, y las experiencias placenteras son igualmente importantes. Por ello, las personas que cuidan a los cachorros y a su madre deben ser delicados, atentos, cariñosos y respetar el tiempo y el espacio la madre y sus cachorros.

Idealmente, se les debe proporcionar alimentos sólidos después de un mes y medio, y la madre debe realizar el destete progresivo por sí misma. Cachorros que no han estado en contacto con personas o están inactivos en esta etapa, se encuentran en un ambiente ruidoso o impredecible, han sido aislados de sus madres por cualquier motivo, o no han recibido suficiente estimulación temprana (como manipulación excesiva), que pueden aparecer en el futuro. Problemas para confiar en el medio ambiente y las personas.

Calendario de vacunas
  1. 45  días de vida: Primera vacuna
  2. 8-9 semanas de vida: Polivalente canina
  3. 12-14 semanas de vida: Segunda polivalente
  4. A partir de los 4 meses de vida: Rabia y microchip
  5. Repetir anualmente: vacuna pentalvente

Infancia (2-3 meses)

Shiba inu 2-3 meses

Por lo general, se entrega a los cachorros a partir de los dos meses. Para la salud física y mental de ellos y su madre, se recomienda la separación después de esa edad. Llegados a este punto, la madre no los echará de menos y el cachorro podrá afrontar la vida en una nueva familia. Si sus primeros meses son felices, entonces deberías tener un cachorro enérgico, juguetón y cariñoso.

Cuando el cachorro alcanza los dos meses es cuando se vuelve más consciente del entorno, este es el periodo crucial en la socialización del perro para que en un futuro no tenga problemas ni con personas ni con otros perros o animales.
Hay que empezar a introducirlo a distintos entornos como personas, la calle, ruidos,visitas al veterinario, los cuidados básicos como el baño o el corte de uñas pero siempre con mucho cuidado y refuerzo positivo.

Es de crucial importancia no causar ninguna situación en la cual el cachorro se asuste, esto puede ocasionarle traumas ya que en esta etapa los traumas pueden tener un gran impacto a lo largo de su vida.

Hay que recordar que los cachorros de Shiba Inu no son tan dependientes como otras razas de perros y generalmente solo aceptan caricias cuando toman la iniciativa. Son cachorros que tienden a jugar solos, por lo que es importante encontrar la forma de interactuar con ellos y así construir fuertes lazos emocionales.

Sin embargo, no debemos sentirnos agobiados por este problema, pues el propio cachorro se acercará a nosotros, sobre todo cuando esté cansado de jugar o tenga sueño, ese es buen momento para expresar nuestro cariño.

En esta etapa, es crucial no invadir su espacio, es decir, el lugar para que duerma y coma solo sea para él. Si insistimos en levantarlo o acariciarlo en contra de su voluntad, antes de que vuelva a confiar en nosotros, es probable que nos muestre un enorme y constante rechazo en todos los aspectos de su vida. Las malas experiencias con personas u otros animales se propagarán rápidamente, causando repulsión y posiblemente incluso una fuerte reactividad.

3-6 meses

Shiba inu blanco 3-6 meses

Aunque la ventana del desarrollo social en la mente del cachorro de Shiba inu se va cerrando, no significa que ya no se deba socializar al perro, el Shiba inu es un perro muy independiente por lo que una constante socialización a lo largo de su vida es muy importante ya que la ausencia de ella puede ocasionar conflictos en el paseo con otros perros, sobretodo en los machos sin esterilizar.

A esta edad el perro puede que empiece a intentar mostrar su carácter y rebeldía hacia los dueños, vamos que va a intentar ser el jefecito de la casa. Por lo que es necesario empezar a enseñar al cachorro Shiba inu la disciplina y las normas del hogar porque hay que recordar que tu cachorro es un perro y no un niño humano, por lo cual hay que tienes que hacerle saber que en la familia la autoridad la tienes tú.

Después de las vacunas pertinentes en tu cachorro, los paseos ya tendrán que empezar a realizarse con una previa exposición a la calle realizada en la etapa de los 2-3 meses. Realizando recorridos cortos y ir aumentando la distancia a medida que va creciendo, la clave es que sea un experiencia estimulante y positiva para el cachorro ya que vais a pasar muchos ratos paseando a lo largo de la vida del Shiba inu.

En este periodo tu cachorro empezará a crecer mucho y dejará de ser un pequeño peluchito pomposo, ¡así que disfruta todo lo que puedes porque crecen muy rapido!

Adolescencia (6-10 meses)

Shiba inu 6-10 meses

Iniciamos una fase entre los 6 y los 10 meses, durante esta fase, cuando exploramos, salimos y conocemos a otros perros, observaremos que nuestro perro es más vulnerable a los ataques, es más inquieto, atrevido y más activo.

Cuando se suelta, comienza a moverse más de lo habitual y comienza a exhibir comportamientos que nunca antes se observaban, como el comportamiento de montar, territorialidad y respuestas desproporcionadas hacia otros perros, a veces irritables. Los machos comienzan a levantar la pata al orinar y las hembras también comienzan a orinar marcando.

Esta es una etapa explosiva y con cierto carácter rebelde, tendremos la impresión de que nuestro Shiba Inu «no entiende» todo lo que le enseñamos desde que llegó a la familia.

Ahora es un buen momento para reanudar la rutina de entrenamiento o, si no lo has hecho, comienza a introducirla poco a poco. En esta etapa, tendremos que conocer muy bien a nuestro cachorro Shiba inu, y tener cuidado de dónde liberarlo. Evitar conflictos en esta etapa es especialmente importante porque puede generar reactividad. Es muy útil detectar el comportamiento agitado de otros perros.

Cambiar la ruta por la que normalmente caminas y los lugares que visitas, e introduce nuevos juegos y juguetes en la vida del perro, esto puede ayudarlo a mantenerse motivado y quemar la energía y la presión generada por los cambios hormonales.

Joven (10-16 meses)

En esta etapa, ya podemos determinar con certeza las características de nuestro shiba, preferencias en cuanto a compañía (perros amigables y hostiles), «hobbies», juegos favoritos, etc. Aunque todavía están algo activos, ya no nos sorprenderán con comportamientos que nunca antes se habían hecho, y más o menos «los verán venir» en sus «planes maliciosos» de fugas, batallas o bromas.

Si la etapa anterior se desarrolla sin problemas, nuestro cachorro Shiba Inu, aunque obstinado e independiente, estará muy cerca de nosotros y comprenderá plenamente nuestros requisitos para él.

En esta etapa, si decidimos esterilizarlo por razones de salud o de peso, entonces este será el momento ideal.

En cuanto a la educación, si no hemos resuelto los problemas o abusos de conducta que surgen en esta etapa, se consolidarán por completo, sobre todo si han aprendido a utilizar los gruñidos o las marcas (mordidas de baja intensidad) como forma de lograr determinados sus objetivos ya que son herramientas para fines específicos o evitan cualquier situación específica.

Adulto (16 meses en adelante)

shiba inu sesam

Esta es la etapa más estable y tranquila a menos que nuestro Shiba Inu sufra algún tipo de trauma, problemas de salud y / o estrés crónico.

En la edad adulta, el entendimiento entre nosotros y el Shiba debería ser suficiente. Los comandos que le enseñamos se han convertido en parte del vocabulario que usamos con el perro, y él también sabe hacernos entender sus necesidades y las cosas que le molestan. Si este no fuera el caso, nosotros y el perro nos sentiríamos frustrados en varias situaciones.

La comunicación y la confianza son importantes en cualquier relación. En el caso de Shiba, la mala comunicación puede causar daños catastróficos y destruir gravemente los lazos emocionales.

Si se siente indefenso, el Shiba controlará la situación bajo cualquier circunstancia y será muy hostil en una situación impetuosa (si lo considera necesario). Lo importante es que en todas las etapas anteriores hemos establecido rutinas de entrenamiento, confianza, una correcta comunicación y una serie de hábitos útiles y libres de estrés, caminar es fundamental.

El Shiba Inu adulto equilibrado es un perro pacífico, sereno e inteligente, y generalmente rechazará cualquier tipo de conflicto (a menos que otro perro inicie un conflicto). Aunque es conocido por su reputación de escapista, si está entrenado de una manera motivadora y flexible, en lugar de basarse en la sumisión, entonces no tenemos que preocuparnos por posibles lagunas.

Edad anciana (10/12 años en adelante)

Es difícil determinar a qué edad podemos pensar que nuestro perro es viejo. En mi opinión, uno de los problemas de empezar a tratar a nuestros perros como personas mayores es que estamos empezando a ver restringidas sus actividades físicas y mentales, que puede que todavía no existan, o si las hay, no es el abandono de actividades. Las excusas requieren algún tipo de esfuerzo.

Esto no significa que tengamos que obligar a Shiba a hacer ejercicio, solo significa que sigue siendo muy importante mantener la motivación y una correcta estimulación mental y física en esta etapa.

La característica básica de la vejez es el deterioro acelerado de nuestros perros tanto física como psicológicamente. Se vuelve más contemplativo, un poco hosco, pierde su autonomía hasta cierto punto y, a menudo, nos dice con ojos firmes que algo lo ha molestado o lastimado.

En esta etapa, nuestro ritmo debe adaptarse al del perro, por supuesto, necesitaremos más paciencia y comprensión. No podemos tratarle como un cachorro, pero es importante dedicarle tiempo, seguir caminando por donde le gusta y conocer nuevos lugares, seguir jugando con él, recibir entrenamiento de adaptación y mantenerlo motivado.

Es vital que la llama impetuosa y curiosa de tu Shiba Inu en él se mantenga viva.